Puertas de seguridad

Una puerta de calidad es uno de los elementos más importantes a la hora de garantizar la seguridad de una vivienda u otro tipo de instalaciones; y,  aunque durante años se ha hablado de puertas blindadas para este cometido, su tecnología se está quedando obsoleta. Por ello, es importante elegir una puerta de seguridad que ofrezca calidad y resistencia

Desde Freijo te ofrecemos las puertas de seguridad de INN.Door, marca reconocida por su capacidad de combinar la alta resistencia de sus productos ante ataques violentos y de habilidad, con un diseño elegante y eficiente.

 

Puerta de seguridad Inn Door Basic Plus

INN.Door Basic+

La puerta de seguridad INN.Door Basic+ es perfecta para aquellas personas que buscan una solución de seguridad de calidad, que ofrezca un equilibrio entre alta resistencia y precio ajustado.  Es la gama ideal para todo tipo de viviendas y despachos profesionales ubicados en áreas de densidad media con cierta vigilancia. 

Cuenta con las certificaciones anti intrusión y de resistencia ante ataques agresivos contra su estructura UNE 1627:2011 (grados 3 y 4), y UNE 85160:2013 (grado 4C).

Puerta de seguridad de Inn Door Pro

INN.Door Pro

La puerta de seguridad INN.Door Pro destaca por sus dos escudos acorazados y su sistema de doble cerradura DUO, los cuales hacen que sea perfecta para el control de accesos temporales y del acceso de personal. Además, es ideal para aquellas instalaciones o viviendas en las que se busca una solución de alta seguridad que permita aumentar el tiempo de resistencia ante un ataque.

Sus certificaciones UNE 1627:2011 (grados 4 y 5) y UNE 85160:2013 (grados 4C y 5C) garantizan la resistencia de la estructura de la puerta ante ataques agresivos y técnicos contra la cerradura.

Puerta de seguridad Inn Door Smart

INN.Door Smart

INN.Door Smart es una puerta de seguridad inteligente que ofrece un máximo grado de seguridad a la par que motorización y conectividad; mejorando la accesibilidad y permitiendo la gestión del acceso.

Las puertas INN.Door Smart han sido diseñadas para ser utilizadas en instalaciones para personas con movilidad reducida o que requieran un control de acceso de personal (oficinas, almacenes, etc.).

Tecnologías Securefeel y Ecofeel

La gama de puertas INN.Door ofrece además dos tipos de tecnologías:

Puerta de seguridad Inn Door Securfeel

INN.Door Securefeel

Las puertas de seguridad que incorporan la tecnología Securefeel están diseñadas para resistir los ataques violentos y de habilidad más sofisticados, logrando así aumentar el tiempo de resistencia de estas y reducir el tiempo del que dispone el delincuente. Esta tecnología se ha aprobado en el laboratorio de Tecnalia y ha recibido la certificación de AENOR. utilizadas en instalaciones para personas con movilidad reducida o que requieran un control de acceso de personal (oficinas, almacenes, etc.).

Puerta de seguridad de Inn Door Ecofeel

INN.Door Ecofeel

Por otro lado, la innovadora tecnología Ecofeel nace a partir de la combinación de seguridad con eficiencia energética y resistencia al medio ambiente. Así, logran ofrecer protección y alta resistencia ante ataques e intentos de intrusión, hermeticidad, seguridad ante el fuego o resistencia al viento y al agua. Idónea tanto para pisos como para chalets a modo de puerta exterior o para puertas de uso comunitario.

Las puertas INN.Door Smart han sido diseñadas para ser utilizadas en instalaciones para personas con movilidad reducida o que requieran un control de acceso de personal (oficinas, almacenes, etc.).

FAQs

Para aumentar la seguridad de nuestra puerta, podemos aplicar un concepto muy novedoso, que es la Seguridad por Capas. Una sola capa es insuficiente, ya que en ella se emplea una sola tecnología y es vulnerable a un solo ataque; reduciendo el tiempo que el ladrón necesita para entrar en nuestra casa.

Para aumentar de forma considerable el tiempo que el delincuente necesita, se requieren las 3 capas de la seguridad: Resistencia + Detección + Control.

Una puerta segura debe combinar la Resistencia Física con la Detección del Ataque y el Control en la Copia y Custodia de la Llave.

El ataque a puerta es, con mucha diferencia, el más habitual ya que la arquitectura de estos edificios de viviendas hace que, en la mayoría de los casos, sea el único punto de acceso con lo cual, es el punto débil que hay que proteger.

Para ello usamos las 3 capas de la Seguridad: Resistencia Física + Detección del Ataque + Control de las Llaves.

Comenzando por la primera, la Resistencia, diremos que es la fundamental, la base de toda la seguridad de nuestra puerta y, por lo tanto, de nuestra vivienda.

Como su propio nombre indica, hace referencia a la capacidad que la puerta tiene de resistir ataques violentos, ya sean a la estructura o a los elementos de cierre.

Esta capacidad de Resistencia no es infinita pero, en puertas de nueva fabricación, puede ser medida. Para ello se crean diferentes normas que otorgan un grado a la puerta, generalmente del 1 al 5, pero que puede llevar a engaño en función de la norma que se aplique. Si alguien se plantea cambiar su puerta, aconsejamos que consulte este extremo a un profesional.

 

Es posible, pero su efectividad dependerá de la estructura existente. La estructura consta de la propia hoja de la puerta y del marco. Todas las puertas instaladas tienen un límite a la hora de aumentar su Resistencia y a veces nos encontramos con que ese límite es muy bajo. 

De todas formas, lo más habitual es colocar una segunda cerradura en la parte superior con una llave independiente. Esto mejora la resistencia frente a un ataque a la estructura por apalancamiento para intentar separar la puerta del marco; sin embargo, no tiene por qué aumentar la Resistencia frente a un ataque frontal al Cilindro o Bombín. Para ello, ha de combinarse con la instalación de Escudos de Seguridad, a ser posible de Grado 4, que protejan de un ataque frontal al cilindro.

 

Nosotros, para vivienda aconsejamos Puertas de Seguridad, muy superiores en prestaciones a las clásicas Blindadas de los 80 y a las Acorazadas de los 90.

Estas puertas de Seguridad están certificadas bajo Normativas más modernas y exigentes, del año 2013, que establecen Grados de Resistencia física del 1 al 5 para la estructura y de la A a la C para los elementos de cierre (cerradura, cilindro y escudo).

Para una vivienda de características estándar aconsejamos la Puerta de Seguridad de Grado 4C.

 

Hay varias formas: podemos instalar un cilindro con mayores prestaciones, un escudo con mayor seguridad para proteger el cilindro, o una segunda cerradura con accionamiento exterior independiente para darle más anclaje a la puerta. Todo esto dependerá de las características de nuestra puerta. De nuevo consideramos que el asesoramiento por parte de un profesional es clave para obtener buenos resultados.