Láminas de seguridad para ventanas y escaparates

Las láminas de seguridad son delgadas membranas (100-250 micras de espesor), que ayudan a convertir un cristal corriente en un cristal de seguridad. Así, se adhieren al interior y exterior de los cristales de ventanas, escaparates o puertas; aportando resistencia a la rotura en caso de impactos, accidentes, robos o vandalismo.

Son sencillas de mantener y su instalación no requiere obras. Además, sus características la convierten en una solución de seguridad muy versátil y funcional. Por ello, desde Freijo consideramos que las láminas son ideales tanto para escaparates de comercios, como para viviendas unifamiliares.

 

Ventajas adicionales de las láminas de seguridad

  • Impiden que el cristal se rompa formando astillas y mantienen los fragmentos adheridos a la lámina. Así, previenen daños personales en caso de accidente.
  • Protección contra el vandalismo: son antigraffiti y protegen los cristales frente a vertidos de ácido. 
  • Protegen muebles, productos en exposición y suelos contra la decoloración, puesto que no dejan pasar la radiación en el espectro UV y reducen su incidencia en un 95%.