Puertas automáticas para portales.

PUERTAS AUTOMÁTICAS PARA PORTALES.

Con el fin de aumentar la seguridad y la usabilidad de los accesos principales en las comunidades de vecinos, han surgido en los últimos tiempos diferentes soluciones que van más allá del tradicional muelle mecánico.

Se trata de muelles motorizados que pueden ser combinados con diferentes tipos de control de accesos y que en FREIJO AVANZANDO EN SEGURIDAD podemos instalar de forma integral adaptándonos a las necesidades de su comunidad de vecinos, encargándonos también del posterior mantenimiento.

Para ello, podemos estudiar las características de su puerta y ofrecerle la solución más adecuada en función de sus características y sus necesidades.

 

 

 

¿Por qué motorizar la puerta de un portal?

  • COMODIDAD. Facilita el tránsito en puertas pesadas, permiten usar la puerta sin accionar ningún mecanismo y son a la vez dispositivos mucho más higiénicos puesto que evitan el contacto manual. Además, son la solución ideal para personas con movilidad reducida, usuarios de sillas de ruedas, etc.
  • SEGURIDAD. Es el modo más eficiente de asegurar el cierre de la puerta cuando no se está usando, evitando de este modo accesos indeseados por olvido.
  • FIABILIDAD. Se trata de mecanismos que se pueden adaptar a las características de la puerta (peso, fuerza ejercida…) .

Funcionamiento de una puerta motorizada

Automatizar una puerta requiere de la sustitución del muelle cierrapuertas mecánico tradicional por uno motorizado.

Este tipo de mecanismos permiten regular el funcionamiento del ciclo de apertura y cierre de la puerta en función de las necesidades y características de la misma, cumpliendo además con todos los requisitos de seguridad para el buen funcionamiento de la misma, evitando cierres inesperados y/o golpes al usuario.

Una vez instalado, este mecanismo puede ser accionado de diversas maneras.

 

Para entrar
  • Con llave tradicional, introduciendo y accionando la llave en el bombín mecánico, que puede estar en la propia puerta o bien en un cajetín conectado al muelle cierrapuertas.
  • Lector de proximidad en un sistema de control de accesos. Presentando una credencial (tarjeta, llavero, etc). Es el sistema más seguro y flexible, dado que permite altas y bajas de credenciales, además de gestión de horarios, etc.
  • Mando a distancia.
  • Teclado numérico, introduciendo un código.
Para salir
  • Detección automática. Un sistema de radar detecta la presencia del usuario y abre la puerta, teniendo en cuenta el recorrido y evitando en todo momento la interferencia con su posición para evitar choques. Es el sistema más cómodo y el indicado siempre que sea posible.
  • Pulsador eléctrico. Requiere la intervención del usuario para abrir la puerta.
  • Mando a distancia.